domingo, 31 de mayo de 2015

SOLANAS: GIGANTES


Pop directo, sin concesiones y en estado puro, eso es lo que vamos a encontrar en el álbum de Solanas. Con una voz propia, versos rápidos cuajados de referencias y guiños a cosas vividas por todos, en un total de once canciones honestas, sinceras y sin doblez. En ellas no faltan menciones a lugares bien conocidos de Madrid, la noche, los bares, la calle, los amigos… ¿te va sonando de algo?

Acompañado de guitarras limpias y una batería enérgica, siempre con un sonido equilibrado, el cantante nos seduce con temas mordaces como Balas (la amargura y el cinismo de un perdedor) o Mi colección (pop gamberro lleno de ironía).

También hay sitio para la melancolía en temas como Canciones tristes (el amante desengañado y desquiciado) o Me olvidé de ti (frases heridas de un amor contaminado por la decepción).

Pero nos quedamos con el prototipo de mujer fatal descrito en Bruja, el sentido homenaje implícito en Si no fuera por los bares (auténtico culto a los santuarios de nuestras mejores noches) y las múltiples paradojas de Yo en avión y Día perfecto (ambas constituyen un auténtico despliegue de letrista consumado).

Resumiendo, un disco que engancha como pocos y que contagia los más diversos estados de ánimo que nos acompañan en algunos de los mejores (y también de los peores) momentos de nuestras vidas.


domingo, 24 de mayo de 2015

EUROVISION 2015: And the twelve points go to ....

Tal y como decía María Jiménez: “Se acabó” y se cumplieron las expectativas del favorito, un Måns Zelmerlöw (Suecia) ganó la gala de ayer con todas las de la ley, Polina Gagarina (Rusia) consiguiendo un segundo lugar y “Il volo” un tercer lugar. Hasta aquí lo esperado (de nuevo la política y los “amiguismos”), pero no todo fue lo justo que debería de ser musicalmente hablando.
 
El Big Five como siempre fue vapuleado de la manera más salvaje (Francia: 4 puntos, Alemania: 0 puntos, Reino Unido: 5 puntos) y sólo se salva Italia con sus 292 puntos y su tercera posición; España con 15 puntos se queda en el segundo lugar del Big Five.

Edurne realizó una muy buena interpretación y recibió una gran ovación; desde Viena se tenía una grata sensación de la canción española (Bueno, eso de española es un decir ya que es de la fábrica sueca) pero no pudo ser el subir más allá del puesto número 21. Mucha gente me ha comentado que si había cometido un gallo, o que llegaba asfixiada al final; pues no es así, Edurne defendió muy bien el tema y cantó correctamente toda la canción. En este festival “Sia” (La cantante) ha sentado precedente y muchas cantantes han adaptado ese estilo.

Ha sido un festival muy bien montado, con un escenario espectacular en un entorno no muy grande por lo que se podía ver bastante bien desde casi todos los puntos (menos los de al lado del escenario). Algunos problemas de conexiones a la hora de votar pero sin problemas destacables, una edición un tanto nostálgico de esos 60 años y, como no, presidido por la formidable Conchita. Nunca una Eurovisión ha dado tanta importancia al ganador del año anterior.

Quizás no se vería por las televisiones pero durante el recuento de votos Conchita interpretó dos temas de su nuevo álbum (You are unstoppable ; el grito de guerra que dijo cuando ganó el año pasado y el tema Firestorm) con una gran ovación de todos los que estábamos allí; también hubo un número de percusión y orquesta con coros que amenizó la espera de las votaciones.

Resumiendo, una experiencia inolvidable que aconsejo a todos. El ambiente ha sido fantástico ya que no importaba de que país eras, todo el mundo mostraba sus preferencias sean o no de su país cosa impensable en el fútbol (Como deporte rey en Europa). Por mucho que digan los del fútbol que eso es diferente; no, no lo es  ya que cada uno apoya a su país pero no denuesta al país contrario con un fanatismo propio de mentes no muy desarrolladas, y más cuando sabe que el otro país o contrincante lleva un tema mejor o es más carismático el cantante. Recordemos que en el país ganador, el Melodifestivalen tiene unas audiencias más altas que el fútbol; pero claro es que están más desarrollados. Las presentadoras bien pero eclipsadas por Conchita que mantenía en todo momento la elegancia y su profesionalidad.

Este vídeo es de la canción se ha compuesto para el festival "Building Bridges" construyendo puentes. Llegado a este punto ya puedo responder a la pregunta inicial:
 And the twelwe points go to …. Conchita.

Fotos: Marc N. Tártalo

viernes, 22 de mayo de 2015

EUROVISION 2015 Calentamos motores para la gran final.

¡Ya están todos en el bombo!


Como si de una lotería se tratase, ya están todos los participantes para la gran final escogidos y ordenados para la salida, desde Eslovenia (con una canción muy propia de Duffy y sus cascos) hasta Italia (una de las grandes favoritas con Il Volo con sus nominaciones a los grammys Latinos y su paso por San Remo). La emoción va a estar hasta el último minuto ya que, si ya es difícil acertar el top 10 (Posiciones vetadas a España este año), es casi imposible acertar el top 3 o la ganadora.

Esta edición se caracteriza por la gran proliferación de medios tiempos y baladas. La sensacional Conchita (sí, no puedo parar de hablar de ella, de su profesionalidad, su simpatía y su omnipresencia en toda Viena) ha dado la pauta para las canciones de este año; aunque por suerte hay excepciones.

Serbia, un tema que combina un ritmo más marchoso con ese omnipresente medio tiempo; Israel que mezcla su etnia y que hace que el público se levante a bailar (realmente uno de los favoritos por parte del público y que corearon su nombre para el Golden ticket); Reino Unido con un tema muy divertido y de los años muy Belle Epoque o “locos años 20” que hará bailar y dejo para el final a Suecia (con una interpretación espectacular y un no menos espectacular cantante).


Desde aquí quiero felicitar al encantador John Karayiannis que con su preciosa balada (sencilla y muy bien interpretada) ha conseguido que Chipre pase a la final. Y no será por baladas este año. Polonia, Grecia, la potente Francia (que vuelve a las baladas después de lo innombrable que enviaron el año pasado), España con esa canción sin pies ni cabeza pero bien interpretada por una magnífica y encantadora Edurne, otros países y como no la poderosa y espectacular Rusia con una Polina Gagarina emocionada y con un chorro de voz (en plan Rita Pavone que de un cuerpo pequeño salía un chorro de voz).



En la final nos encontraremos a 4 parejas cantantes, un número alto y el resto solistas, más mujeres que hombres. Como excepción Armenia que es un grupo donde todos cantan, en los otros grupos solo canta el solista. ¡Vamos, un Eurovisión muy personal! Una nota curiosa y es que la mayoría de las canciones empiezan cantando, no con música inicial, si no ya con la voz.


Por supuesto que ha habido injusticias: Holanda con un buen tema, Portugal con una de sus mejores apuestas eurovisivas, Malta con un tema muy potente, etc.; sin embargo todos debemos de sentirnos aliviados porque Finlandia no haya pasado y, de esta manera,  ahorrarnos de ver y oír de nuevo ese bodrio que han enviado que, aunque parezca imposible, consigue hacer bueno al Chiquiliquatre.

Sea como sea, el ambiente que se está viviendo en Viena es realmente espectacular, la gente de todas las naciones participantes se reúnen en el Euro café o en el euro Village y todos se hablan entre sí, corean las mismas canciones independientemente de donde sean y aplauden las votaciones a los otros países. ¿No podría ser igual en otros ámbitos?



miércoles, 20 de mayo de 2015

EUROVISION 2015 Segunda semifinal

¡Superándose a cada gala!


En la segunda semifinal, el espectáculo ha sido mejor que la primera, aunque esto pareciera imposible, ya que las presentadoras han tomado más confianza y, esto es una apreciación personal, las actuaciones han sido mejores.

Mucha gente me pregunta que si no era hoy (en vez de ayer) o es que no lo retransmiten en directo, etc.; os voy a contar cómo funciona: Existen tres galas o pases de cada uno de las semifinales y finales; una el día anterior para el jurado en la cual se juegan los participantes media nota ya que esa actuación se enviará a los jurados de los países que se retransmitirá al día siguiente; en el mismo día y unas horas antes el Family Show el cual consiste en el espectáculo íntegro con todos los tiempos marcados, canciones, etc y es un ensayo general de todo (con el mismo estrés que la gala final); y el tercero y más importante la gala televisada, que es dónde el público votará y formará la segunda mitad de la nota.

En la semifinal de ayer, uno de los grandes favoritos Suecia ofreció todo su carisma, su gran tema y su increíble puesta en escena (para no perdérsela ni un segundo) dando la sensación de que tenemos ya ganador de eurovisión.

Una nota un poco discordante fue Polonia donde, a mí manera de ver, se utilizó un poco el dramatismo personal; ya que la cantante, que es muy buena cantante y un tema muy bonito, nos mostró su vida antes de un accidente que le ha postrado en una silla de ruedas. Para mí, siendo emotivo, restaba fuerza a la canción y puede ser un arma de doble filo.

Es una semifinal donde los países que no pasen será, como siempre, por falta de amigos que les voten (Véase Portugal que siempre nos vota y nosotros a ellos no) y no por falta de méritos ya que todos llevan a grandes intérpretes y grandes temas.

Después de la semifinal de hoy: las reflexiones sobre los finalistas.

martes, 19 de mayo de 2015

EUROVISIÓN 2015 Primera SEMIFINAL

Espectacular se queda corta para el magnífico show vivido esta tarde (sí, esta tarde) en la primera semifinal de Eurovisión 2015.  No voy a hablar de quién pasa o quién no pasa, este tema se dilucidará esta noche a partir de las 21:00 y no pretendo ser un comentarista que tiene delante una hoja de cálculo con las tendencias en votaciones; voy a hablar del increíble show que nos ha ofrecido ORF con la 60ª edición de Eurovisión.

Antes del espectáculo ha habido un pre-show donde se ha repasado un poco la existencia de este certamen y principalmente la participación de Austria, la cual ha sido de lo más variopinta. Han comentado el lema de “Building Bridges” (Construyendo puentes) y una cosa muy importante “No importa de qué país sea y quién gobierne ese país, todo es música”. Este mensaje lo han repetido ya que literalmente han pedido que no se abuchee a nadie. Una petición muy acertada sobre todo para una magistral Polina Gagarina que no se verá afectada, esperemos, por la política de un, poned el adjetivo que queráis, Putin.


Una vez acabado el pre-show (el cual se emitirá unos 5 minutos en antena) ha hecho su aparición, majestuosa como ella sabe, Conchita repitiendo el tema con el que ganó la pasada edición. Es en ese momento donde todo el buen hacer de la organización ha empezado a funcionar y a dejar boquiabiertos con el despliegue de medios. Aquí tenemos a Javi con el vestido original que llevó Conchita el año pasado.

Conchita es la anfitriona de la Green Room (Esa sala donde los participantes son enfocados cada vez que ganan puntos) y ha dado paso a las tres presentadoras de este año. Grandes profesionales que hablan hasta cuatro lenguas (no vamos a develar cuales) y que van cediendo la palabra a Conchita y a los diferentes cantantes. Conchita, como siempre, encantadora con el público y con su tremenda elegancia y estilo.

Un gran nivel de todos los participantes aunque me gustaría reseñar Holanda con una gran canción, Rusia con un “temazo” e interpretación maravillosa, Serbia un tema dance y Dinamarca en plan muy setentero y a lo James Bond.

Muchas baladas y canciones a medio tiempo en esta primera semifinal de la que saldrán 10 de los 16 países que se presentan en esta semifinal. Diez más saldrán el jueves pero os comentaré mañana como ha ido la segunda semifinal. Os dejo con el tema que más me ha gustado de esta primera semifinal y que puede convertirse en ganadora.







Como curiosidad en este festival a la coletilla de “Europe start voting now” se le añada “Europe and Australia start voting now”

lunes, 18 de mayo de 2015

EUROVISIÓN 2015: Primera jornada.

La primera jornada en Viena y preparando la semifinal de mañana (Martes).



¿Cómo se está viviendo la Eurovisión en Viena? Bueno, hay de todo un poco pero la apreciación que se tiene viniendo de fuera es que la ciudad está volcada en ello y Eurovisión aparece en autobuses, taxis, tranvías y por doquier ya sean parques, edificios o simplemente pancartas; y, como no, Conchita aparece como una Diosa en toda la ciudad; pero como dice el refrán: “No es oro todo lo que reluce”.


Coincide el Festival con el año de la tolerancia y contra la homofobia y, como ya he dicho, Conchita está omnipresente en todas partes ya sea presentando su nuevo disco, en los transportes públicos, siendo publicidad del banco de Austria o como anfitriona de la ciudad. No obstante, la gente está dividida entre las que aceptan y les gusta el concepto Conchita, y las que la denuestan a la ganadora de la pasada edición. Recordemos que estamos en el Año de la tolerancia en Austria, y debido a su trayectoria política, muchas veces es necesario inculcar la tolerancia. Ojalá España siga la ruta de la tolerancia y no la de la cerrazón mental; pero eso es otro tema.


Uno de los puntos más activos de la Eurovisión es el Euro Village donde cada noche se preparan actuaciones en directo y se televisa en directo las diferentes galas (Recuerdo que hay dos galas de semi final y una de final. No os vais a perder ni una). Este espacio delante del ayuntamiento de Viena, aparte del escenario, está flanqueado con diversos Stands de diferentes países que ofrecen su gastronomía e información del mismo.


El Euro Café Fan es un espacio para los fans de Eurovisión donde se reúnen y hay diferentes actuaciones. Hemos tenido la suerte de conocer en persona a John Karayiannis, representante de Chipre con la canción “One thing I should have done” (Una cosa que debería de haber hecho). Encantador y amigable nos ha expresado su satisfacción de estar en Eurovisión y que es algo que en sus palabras es “Breathless” (Te deja sin aliento). Una de los puntos que ha remarcado es la importancia y la dificultad de haber pasado un proceso de selección en su país contra otros cincuenta y nueve canciones y artistas. A la pregunta de: “¿Crees que Eurovisión se ve como un lanzamiento de tu carrera en tu país?”  John nos contestó: “Sí, es un hito importante en su carrera que le ha dado mucha visibilidad y es una magnífica rampa de lanzamiento”. Un punto que hemos destacado es el compromiso del cantante con la canción que representa y John ha comentado que es muy importante y que, sin ese compromiso, es imposible pasar a la final. ¿Habrán aprendido nuestros representantes esto?



John ofreció un pequeño concierto en el Euro Café cantando su tema y un par de temas más y pudimos comprobar la gran calidad y porqué ha sido seleccionado en Chipre como su representante.


Hablando con la OGAE Austria han remarcado también ese punto: “¿Habiendo tan buena música en España cómo es que envían esas canciones? Si un cantante no cree en la canción, por mucho que intente disimular o fingir, no llega a transmitirla.”.Cuanta razón tiene la organizadora del Euro Café Fan y compartió con nosotros el pensamiento que más de uno tiene: ¿Es qué España no quiere ganar la Eurovisión?


Mañana la primera Semifinal mientras os dejo con John Karayiannis.

FOTOS: Marc N. Tártalo

sábado, 16 de mayo de 2015

EUROVISIÓN 2015 - Introducción

¡Eurovisión 2015, ya está aquí!


El acontecimiento musical más vivido por toda Europa, pero no en España, da su pistoletazo de salida el próximo martes 19 de mayo. Será la primera semifinal de su 60ª celebración y se realizará en la capital austriaca, en la ciudad de Viena. A esta ciudad agolpedeefecto se desplazará para dar una cobertura especial de este evento.

Si bien en España, Eurovisión goza de un gran descrédito por parte de la mayoría de la población, una difusión mínima por parte de los medios de comunicación y se ha asociado solamente a la comunidad Gay o a los Frikis; esto es completamente diferente en la mayoría de países de Europa. Ahí tenemos pruebas de Italia (que siempre se ha tomado muy en serio la música y su participación); Suecia (Melodifestivalen donde siempre es el programa de mayor audiencia); Irlanda (Que hablando con ellos consideraron un descrédito y una vergüenza la participación de Dustin de Turkey) y un largo etcétera.

Desde estas líneas vamos a mostraros cómo se vive en directo un Euro festival desde el prisma de la gente que le gusta la música y todo lo que ella conlleva; intentaremos entrevistar a diversas delegaciones o miembros de diferentes OGAES; comentaremos  las interpretaciones de los artistas antes de las galas y qué ambiente se respira. Viena ya está preparada, un ejemplo es que Conchita Wurst ( La ganadora de la pasada edición con “Rise like a Phoenix”) es la voz de los transportes públicos en Viena.

El lema de Eurovisión este año es “Building Bridges” (Construyendo puentes) y es que la música, principalmente, crea un sentido de unión entre diferentes pueblos, los fans de un país no se pelean, sino que comentan las canciones de los otros países y corean los temas en las diversas fiestas y Pubs, temas que ya se tienen aprendidos gracias a la gran creadora de puentes: Internet.  Lanzo una pregunta al aire ¿En una final del omnipresente fútbol, los respectivos hinchas de los diferentes equipos se van a juntar en un mismo sitio y van a hablar bien  o, simplemente, hablar del otro equipo sin liarse a mamporros o insultarse ? Eso es casi impensable. No pasa lo mismo con los Eurofans y es que, por mucho que a los Eurofans españoles nos guste Edurne, no vamos a dejar de admirar a Il Volo (Italia) o a Måns Zelmerlöw (Suecia) o a la misma Polina Gagarina con "A million voices"  que es probable que sea víctima de la pésima política de su país (Recordemos el año pasado los abucheos a Rusia al proclamar públicamente su homofobia y sus críticas a Conchita Wurst) a la hora de las votaciones pero que lleva un gran tema y una magnifica interpretación.

Desde aquí, queremos dar nuestros mejores deseos a Edurne con su Amanecer en esta Eurovisión histórica; tanto por su 60ª celebración como porque por primera vez en toda su historia habrá siete países en la final: El big Five (España, Italia, Francia, Alemania y Reino Unido), el país anfitrión (Austria) y, que nadie se rasgue las vestiduras, Australia.


Saludos.

Marc N. Tártalo

viernes, 8 de mayo de 2015

JIMMY BARNATÁN

CON EL ALMA ENTRE SANTANDER Y NUEVA YORK

La carrera de Jimmy Barnatán está cuajada de experiencias que desde los quince años ha ido acumulando en distintas facetas hasta alcanzar la madurez que se hace patente en MotorClub, su cuarto álbum. En él vuelve a aglutinar blues, jazz y rock en un cóctel goloso y adictivo que no podemos dejar de saborear.

Aun siendo joven tienes a tus espaldas una larga carrera ¿cuál ha sido el camino para llegar hasta aquí?

Con tan sólo once años ya estaba inmerso en el mundo de la música (empecé participando en Los Miserables) y más tarde formé parte de diversas bandas de blues en Nueva York. Fue gracias a mi mánager, Juantxu Álvarez, que decidí por fin profesionalizarme y convertir lo que al principio era un hobby en una forma de vivir. Hace seis años que publiqué mi primer disco y ya vamos por el cuarto.

¿Cuál es el concepto de MotorClub, tu nuevo álbum?

Una vez más vuelvo a fusionar diferentes músicas de raíces americanas, aunque esta vez la forma de componer ha sido algo diferente. Lo hacemos Sergio (el guitarrista) y yo creando la melodía de forma muy fluida y luego yo acabo encajando las letras. No nos complicamos en laberintos musicales ya que componemos sin la presión a que se ven sometidos los autores de otros géneros más pretenciosos que buscan llegar a un público lo más amplio posible. Nosotros nos ceñimos simple y llanamente a hacer lo que nos apetece.

¿Y de qué hablan esas letras?

Yo llamo al blues el género de los géneros. Cubre un espectro conceptual muy amplio, habla de amor, humor, drama, muerte, desamor… trata sobre la vida como lo puede hacer la literatura. Algunas de mis letras se basan en experiencias vitales y otras entran en el terreno de la ficción. Me gusta hablar de mujeres que me han amado, de otras que no lo han hecho, de viajes, de lugares… Por ejemplo de dos ciudades tan dispares como son Santander y Nueva York, que para mí tienen un significado especial ya que ambas representan el paraíso perdido de mi infancia.

¿Cambian mucho las canciones de cómo son en principio a como quedan una vez terminadas?

Tratamos de que el resultado sea lo más parecido posible a lo que habíamos pensado. Es puramente una cuestión del género. Yo creo en la libertad musical, de modo que durante los ensayos o en la grabación cada músico puede también aportar ideas que enriquezcan el trabajo.

¿Existe diferencia entre lo que se graba en el disco y lo que luego suena en directo?

Básicamente ninguna. A diferencia de otros estilos, el blues necesita una gran elasticidad que sólo puede conseguirse mediante la grabación en vivo. De modo que nos metemos todos los músicos a grabar a la vez en el estudio y después sólo se añaden algunos arreglos y retoques.

¿Cómo ves la escena del jazz y el soul en España?

La veo estupenda en cuanto a los músicos. Otro tema es la escasa repercusión que tiene entre los promotores, ayuntamientos y muchas emisoras de radio que se dedican solamente a inyectar productos baratos para la masa. No existe ningún apoyo para que géneros como el blues puedan salir a flote de la misma manera. En otros países el público es más receptivo y no está tan manipulado por las multinacionales.

¿Qué proyectos inmediatos tenéis entre manos?

El día 8 hacemos la presentación en Santander y tenemos previsto ir a Nueva York en octubre. También estamos inmersos en la composición de la banda sonora del documental “Las Hurdes, Tierra con Alma” con la actriz Adriana Ugarte. Para estar al día de nuestra agenda basta con asomarse a  @jimmybarnatan tanto en Twitter como en Instagram.

FOTO: PAUL AINAS