martes, 30 de septiembre de 2014

CUATRO TIROS POR CABEZA Reseña del disco de José Antonio García y El Hombre Garabato

JOSÉ ANTONIO GARCÍA

Una voz incombustible

Cuando oí por primera vez (y yo era muy joven) El hombre invisible, quedé vivamente impresionado. Aquel ritmo palpitante, aquella letra que me intrigaba y sobre todo aquella voz tan personal, se me quedaron grabadas  para siempre. José Antonio García era por aquel entonces el vocalista de 091, una de las pocas bandas que, sin ser de la capital, lograron descollar en la movida madrileña. Ellos venían de Granada y traían un soplo de creatividad procedente del sur con visos de convertirse en algo consistente y duradero, como así fue.

Lejos de aquella época (en el tiempo, que no en espíritu) José Antonio publica ahora en solitario un nuevo proyecto donde en realidad no está solo. Le acompañan El Hombre Garabato en la otra cara del vinilo, y unos excelentes músicos y compositores que han pergeñado para la ocasión un puñado de canciones que nadie debería perderse.

A punto de estallar es un autorretrato duro y descarnado. Algo más amargo pero igual de combativo resulta Julio del 36, el bonus track de la edición en CD. Los tres temas restantes son piezas maestras de puro pop con letras directas y ritmos que nos traen reminiscencia de décadas pasadas. Mírame nos remite a la psicodelia setentera, No puedo prometerte nada más es un perfecto ejemplo de “pop de manual” y Nubes de colores pone la nota “happy” al disco. Escuchar estos temas es como viajar en el tiempo porque, francamente, ya no se hacen canciones así.


EL HOMBRE GARABATO

Siempre nos quedará Granada

Mencionar la tierra de la Alhambra trae enseguida a la mente ecos de Miguel Ríos, 091 o La Guardia. Y para mí, que también soy andaluz, es una grata noticia el poder constatar que la escena granadina sigue en plena forma. Un caso evidente es el de El Hombre Garabato, una banda sólida que no ha parado de crecer en cada nuevo proyecto. Los cuatro “tiros” que disparan en este álbum han dado definitivamente en el blanco.

Abren su cara del disco con El desastre, cuya contundente caja a tierra hace que mi pié no pueda estarse quieto mientras escribo esto. De tripas corazón es una confesión llena de rabia contenida, mientras que La explosión destila un conformismo cínico que le deja a uno en un estado de ánimo extraño. El bloque se cierra con Otra vez, la más sesentera de las cuatro y la única en la que se permiten dar rienda suelta a un cierto romanticismo.

Todo un despliegue de buen pop, muy cuidado y bien producido pero sin perder en ningún momento su frescura. Hay además un ingrediente común en las cuatro canciones  que no pasa desapercibido; me estoy refiriendo a  esos impecables coros llenos de “nananás” y “lalalás” tan efectivos y pegadizos que harían palidecer de envidia a la mismísima Kylie Minogue.

 

domingo, 28 de septiembre de 2014

SOSTENIBLE, LO DICEN LOS ASTROS. Reseña del disco de CARPACCIO BIT

UN BUEN PLATO DE FUSIÓN

Desde el principio Sostenible, lo dicen los astros se revela como un disco  agradablemente fácil de escuchar. La instrumentación es rica sin ser recargada y la simbiosis de pop, jazz, blues y un “no se sabe bien qué” funciona en todo momento. De modo que las seis canciones que conforman este ep se deslizan casi sin sentir pero dejando un poso que se degusta durante mucho rato aun después de haberlo digerido.

De entrada llaman la atención las letras. Entre lo surrealista y el discurso social, la banda desgrana una serie de temáticas, tanto actuales como perennes, que despiertan una complicidad inmediata y provocan que se las escuche con avidez. Desde el cinismo agridulce de Circunstancias hasta el canto de esperanza de Dulces y golosinas, pasando por la nostalgia de ¿Los años volverán? y la intensidad de Tirantes de papel vemos que no hay ninguna canción de relleno. La voz franca y urbana de David Mas y la atmósfera creada por los músicos invitan a dejarse llevar. No hay ritmos frenéticos ni gritos altisonantes, Carpaccio Bit se decanta más por un sonido envolvente y una interpretación que bebe principalmente de la vieja escuela de cantautores.

Un experimento cuyo resultado estamos seguros ha debido sorprender a los propios integrantes de la formación. La suma de sus respectivas sensibilidades ha dado como fruto un trabajo sólido que debe ganar aún más puntos en su versión en vivo y del que esperamos más en el futuro puesto que seis temas nos han sabido a poco.





VUELA CONMIGO. Reseña del disco de Carmen Nuño

Carmen es la reina indiscutible de la rumba hecha con elegancia y con clase. Su último álbum despliega un abanico de canciones envolventes y sugerentes que invitan tanto a mover los pies como a escucharlo relajado con los auriculares a media voz para disfrutar de su timbre cálido y aterciopelado.

Dos características destacan rápidamente en este disco y son, por un lado la melancolía de amores rotos que no se terminan de curar y por otro la constante nostalgia de una Sevilla llena de encanto y de rincones inolvidables. Esa dulce tristeza que destilan la mayor parte de estas canciones se te mete dentro rápidamente transportándote a una Andalucía eterna que forma parte de todos los que alguna vez hemos estado allí.

Desde las evocadoras Sevilla y tú, Sólo Sevilla y Sur que son un canto a la misma esencia de la tierra que le vio nacer, hasta el romanticismo desbordado de Sin ti no habrá primaveras, Vuela conmigo y No renunciaré. De principio a fin, cada canción seduce tanto por sus cuidadas letras y melodías como por la impecable producción. Un trabajo hecho con profesionalidad y con corazón donde las guitarras, las percusiones y cada arreglo están perfectamente medidos para en todo momento engalanar la voz de Carmen que brilla de forma rutilante y que demuestra encontrarse en su mejor momento.



jueves, 18 de septiembre de 2014

CARMEN NUÑO: CON VOZ PROPIA

Carmen Nuño es una artista con una intensa trayectoria a sus espaldas. Empezó de pequeña a bailar pero una enfermedad la apartó durante años de esa vocación y entonces se descubrió a sí misma como cantante. Actualmente combina su carrera musical con su propia academia de baile.

AGDE: ¿Cómo definirías tu estilo?

CN: Combino muchos elementos que he ido tomando inconscientemente de aquí y de allá, mis influencias van desde la copla hasta el flamenco. Son referentes para mí artistas como Bambino, María Jiménez o Isabel Pantoja.

AGDE: ¿Y en los tiempos que corren, cómo ves el panorama para este tipo de música?

CN: La mayor parte de la música que triunfa es la que demanda la juventud con lo cual el folklore desgraciadamente queda reducido a algo minoritario y que se vende poco. Además las nuevas tecnologías por un lado son un apoyo para la industria del disco pero por otro la perjudica.

AGDE: ¿Es difícil sacar adelante la promoción?

CN: Mucho, nos ha llevado mucho tiempo poder meter la cabeza en la radio y más aún  en televisión. Actualmente se le da prioridad a otras cosas en la pequeña pantalla; considero que la música es un arte y no un medio para hacer dinero o una vía de escape.

AGDE: ¿Qué diferencia tu nuevo disco del anterior?

CN: Mi anterior trabajo A mi aire era una recapitulación del repertorio que durante años había ido desgranando en los escenarios, grabado en una sola toma y con los músicos tocando a la vez. Mi nuevo lanzamiento Vuela conmigo es un disco compuesto de temas propios escritos por grandes autores como Pepe Roca o Eduardo Palencia. Además cuenta con la colaboración de lujo de María José Santiago.

AGDE: ¿Y por qué razón lo recomendarías?

CN: Porque está lleno de sentimiento, ofrece una música diferente y que transmite. Contiene unas canciones preciosas con historias vividas, lo cual lo convierte en un disco tremendamente personal.

AGDE: ¿Cuáles son tus proyectos inmediatos?

CN: Ahora mismo preparar el programa de un espectáculo para teatro que se estrenará en diciembre y que consiste en una “zambombá flamenca” en la que volcaremos al flamenco los villancicos de toda la vida.

FOTO: JAVIER LEÓN

martes, 16 de septiembre de 2014

DEBE DE SER ESTO LA FELICIDAD - Carlos de France

TECLAS, CUERDAS Y VERSOS

Carlos regresa con nuevo disco bajo el brazo. Un disco que desafía los convencionalismos que cualquiera podría esperar de un cantautor. Quizá su extenso bagaje como productor y compositor de canciones de muy diversa raigambre le han curtido permitiéndole desarrollar una sensibilidad que se desenvuelve con igual soltura evocando los estándares anglosajones (El regalo, In love) que recreándose en un pop de sonido más patrio, casi latino (No sé por qué aún te quiero, Besos guardados).

Lo cierto es que, aparte del despliegue de ritmos y estilos que aderezan el álbum, es de agradecer el gran esfuerzo del artista para lograr un ramillete de nada menos que trece canciones en las que cada una aborda una temática absolutamente distinta. Así iniciamos el recorrido con El centinela, un tema cuya melancólica composición y el sencillo pero efectivo ritmo de base recuerda de alguna manera al Streets of Philadelphia de Springsteen. Esta tristeza suavemente destilada se percibe también en otros temas como El bufón y El regalo.

Otros cortes son sin duda más animados en cuanto a ritmo pero sus letras tienen un alto contenido de nostalgia y hasta de cinismo. Tal es el caso de El cartel de no molestar y Me da igual. Algo de eso también hay, aunque con diferente sabor, en la evocadora Rockola. Por último, el artista desnuda su alma en temas tan elocuentes como Morir en el armario (quién le iba a decir que un título sugerido por otra persona le podría ir tan al pelo) y Turno de noche, emotivo colofón para el disco que narra una historia que viene a ser algo así como la versión urbana de Lady Halcón.



Un paseo que va de lo trascendental a lo cotidiano, a veces incluso entremezclando una cosa y otra. Un disco ideal para aquellos que gustan de canciones que realmente digan algo.

CARLOS DE FRANCE - DE COMPOSITOR A CANTAUTOR

En los ochenta Carlos pellizcaba el bajo en la numerosa formación original de Objetivo Birmania y creaba éxitos como No te aguanto más. Años después, en la nueva estructuración del grupo, firmó un hit incontestable como fue aquel Los amigos de mis amigas son mis amigos. También ha tenido tiempo de componer para artistas como Amistades Peligrosas, Cómplices, Marta Sánchez o Azúcar Moreno. Pero un buen día se lía la manta a la cabeza y comienza su carrera como cantautor. En este 2014 nos sorprende con su vuelta lanzando Debe de ser esto la felicidad.

AGDE: ¿Después de un buen puñado de años componiendo para otros, cómo fue lo de dar el salto del estudio de grabación al escenario?

CDF: Pues principalmente para poder dar salida a la gran cantidad de canciones que estaba componiendo y que de otro modo el público probablemente nunca llegaría a conocer. Lo bonito es que la gente tenga oportunidad de escucharlas y hacerlas suyas también.

AGDE: Y, a tu juicio, ¿qué debe tener una canción para lograr dicho objetivo?

CDF: Precisamente me he dedicado durante años a leer muchos libros sobre cómo componer, e incluso estuve impartiendo clases sobre ello en el Congo. Es fundamental que la canción tenga gancho, desarrolle una buena idea y lleve un buen título. También es vital que la primera frase atrape al oyente y le provoque ganas de seguir escuchando.

AGDE: ¿Tan importante puede ser la elección del título adecuado?

CDF: Mucho, de hecho en mi último disco hay un tema cuyo título fue un reto que me impuso un amigo: Has de escribir una canción que se titule “Morir en el armario”. Acepté el desafío y el resultado es uno de mis cortes favoritos del disco, que además trata sobre mi reciente ruptura.

AGDF: ¿Entonces hay algo de autobiográfico en este nuevo álbum?

CDF: La mayoría de las canciones que lo integran son recientes, excepto alguna que otra que ha sido rescatada de hace algún tiempo. Se trata sin duda de un disco grabado con el corazón roto. Aunque se tocan varios temas como por ejemplo el de la crisis en Me da igual o la corrupción política en López.

AGDE: ¿Qué diferencia principal encuentras a la hora de componer para ti mismo con respecto a cuando lo haces para otros artistas?

CDF: Cuando escribes para ti tienes menos límites. El poder hacer exactamente lo que quieres te permite ser mucho más creativo.

AGDE: ¿Y cuáles son tus proyectos más inmediatos?

CDF: De momento lo primero presentar Debe de ser esto la felicidad el 18 de septiembre y el 16 de octubre en el Café Libertad.

FOTO: FERNANDO DE FRANCE